Albahaca (Occinum basilicum):

Tiene la propiedad de ser antiespasmódica, digestiva y estimulante.

Cilantro (Coriandrum sativum):

Podemos citar como propiedades curativas, el ser carminativo y estimulante de la digestión se le atribuyen propiedades de estimulante, antiséptico, antiespasmódico y purificador de la sangre.

Eneldo (Anthum graveolens):

Infusión para la inflamación de la boca: coloque 5 g de semillas de eneldo en 1 l. de agua hervida y deje entibiar el líquido antes de filtrarlo. Debe enjuagarse la boca varias veces en el día. Infusión contra la naúsea: en un vaso de agua caliente coloque una pizca de semillas de eneldo, fíltrela, endúlcela y después bébala.

Estragón (Artemisia dracunculus):

Favorece la digestión y es un gran diurético.

Hinojo (Foeniculum vulgare):

Es buen diurético, estimulante, digestivo, y está muy indicado contra los gases y los catarros de estómago.

Menta (Mentha piperita):

Es un magnífico tónico, estimula la digestión, mejora la gastritis y ayuda en las disfunciones del hígado y la vesícula biliar.

Orégano ( Origanum vulgare):

En infusión el orégano ayuda a combatir las molestias de los catarros e infecciones de las vías respiratorias.

Perejil (Petroselium crispum):

Es una de las plantas más ricas en vitaminas A y C y en calcio, hierro y manganeso. Además es diurética y antipirética.

Romero (Rosmarinus officinalis):

Está indicado para las afecciones hepáticas y digestivas, propiedades que también posee la miel de romero.

Salvia (Salvia officinalis):

En medicina natural se utiliza como tónico circulatorio; también ayuda a evitar el agotamiento físico e intelectual.

Tomillo (Thymus):

Está recomendado en infecciones de las vías respiratorias al calmar la tos